LeBron James entra en los negocios al ser ahora socio minoritario de las Grandes Ligas, específicamente con los Medias Rojas de Boston, el eterno rival de sus amados Yankees. ¿Estará traicionando su afición o se trata de negocios necesarios?

Esta estrella de los Lakers se unirá en esta oportunidad a la Fenway Sports Group, como socio. Además, está incluido el equipo de inversiones privadas “RedBird Capital Partners” y también el socio comercial y amigo de la estrella deportista, Maverick Carter. Juntos se convierten en los primeros afroamericanos en ser socios del consorcio.

Esta nueva sociedad le proporcionará una participación de propiedad en las subsidiarias, y estas incluyen los Red Sox de Boston en la disciplina de béisbol, siendo esta catalogada como una de las franquicias más relevantes e influyentes de las Grandes Ligas, teniendo un valor estimado de más de 3.000 millones de dólares.

Otras participaciones

James ya  gozaba de una participación en el equipo de fútbol Liverpool Football Club, en un 2%, y su propietario mayor es Fenway Sports Group de igual manera. Los nuevos negocios significan un reforzamiento de su relación.

Sin embargo, las relaciones comerciales no han sido solo estas, pues a lo largo de su reconocida carrera se ha visto con vestimenta de los Yankees, de los cuales confiesa ser fanático.

También se incluyó esto a su última visita con los Celtics  a inicios del 2020. LeBron llegó con una gorra de los Bombarderos del Bronx para enloquecer por completo a los aficionados de Boston.

Por otra parte, la operación se dio a conocer al mismo tiempo que la adquisición que realizó el RedBird Capital Partners valorado en 750 millones de dólares, el cual contemplaba una tercera parte del Fenway Sports Group, y que ahora tiene un costo aproximado de 7,350 millones de dólares.

Cabe destacar que la última valoración que hizo la revista Forbes en torno a esto, tenía a la FSG como el 4to más grande de Estados Unidos, específicamente con 6,400 millones, cifra que va por detrás de la propiedad de Jerry Jones con los Cowboys, de Stan Kroenke con los Rams y nada más y nada menos que la de Liberty Media, propietarios de la gran industria de la Fórmula 1.

Reglamento en contra

Hay algunas normativas de la NBA las cuales impiden que cualquier jugador activo o actual sea dueño de franquicias relacionadas con la Liga o la de WNB. Frente a esto LeBron James se ha visto en la necesidad de diversificar sus inversiones.

El alero que tiene un fondo de inversiones de más de 1.000 millones de dólares durante toda su carrera en torno a ganancias, entró en el Liverpool colaborando con la jugosa cifra de 6,5 millones cuando el FSP comporó el equipo por tan solo 493, y en el 2018 se rechazó una oferta para vender el club por 2.600 millones de dólares.

James se ha mostrado seguro y sin miedo afirma que entre sus más altas ambiciones está el convertirse en propietario de una franquicia grande de la NBA cuando anuncie su retiro. En sus declaraciones asegura que podría ser dueño de un equipo o parte del mismo en igual medida, pues contienen un gran conocimiento del juego y de cómo se administra el deporte en los negocios.

Con todos estos sucesos la incorporación de nuevos socios  indica un interés claro en lograr expandir Fenway Sports Group, que sigue liderado por el multimillonario John Henry.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *