Sadie es una preciosa perrita de raza. Una pastora alemán que fue rescatada tras estar en situaciones deplorables. Su dueño, le brindó calor en su hogar y no tardó mucho para encariñarse. Tiempo después, ésta le devolvió el favor y le salvó la vida.

No pasó mucho tiempo para que Sadie, cuya vida fue salvada en septiembre del año pasado por Brian Myers de Teaneck, Nueva Jersey, le retribuyera en acciones contundentes a su dueño tanto amor y hospitalidad.

Éste sufrió el mes pasado un grave derrame cerebral que casi lo mata, pero gracias a esta perrita vivió para contarlo. Es una historia conmovedora que vale la pena leer.

Después de que Myers, quien vive solo, se derrumbó en el suelo en medio de la noche, Sadie se acostó junto a él, gimiendo y lamiendo su rostro para ayudarlo a mantenerse despierto. Myers la agarró por el cuello de forma instintiva y así todo sucedió.

“Ella instintivamente comenzó a retroceder”, comentó el hombre. “Eso fue suficiente para permitirme arrastrarme con ella fuera de donde estaba y que así alguien pudiera verme y ayudarme”.

Con la ayuda de esta heroína perruna, pudo levantarse y tomar un teléfono para pedir auxilio. Si Sadie no hubiera tomado medidas es posible que hubiera estado peor de lo que estoy ahora, incluso sin vida.

También es bastante impresionante que Sadie, de 6 años, haya sido adoptada. El pastor alemán había sido entregado al Refugio de Animales Ramapo-Bergen en Oakland, Nueva Jersey, cuando su dueño tuvo que mudarse a una propiedad que no permitía ciertas razas de perros. Otra razón más por la que las prohibiciones de razas son tan injustas.

“Para nosotros, Brian es un héroe porque salvó a Sadie”, dijo Megan Brinster, miembro del personal del Refugio de Animales Ramapo-Bergen. Pero lo cierto es que ahora Sadie lo salvó, convirtiéndose en una gran heroína y la artífice de una maravillosa historia para contar a todos.

La noche en que Myers llevó a Sadie a su nuevo hogar para siempre, ella saltaba de emoción, como si supiera que estaba a salvo, y se acercaba a su nuevo dueño como demostrando gestos de amor. Parecía como si le dijera “Gracias por rescatarme’” asegura el señor.

A su lado en todo momento

Pero no solamente salvó su vida en esa ocasión, cuando Myers tuvo COVID-19 y fue confinado a la cama, Sadie permaneció lealmente a su lado mientras se recuperaba. Se convirtió en su enfermera personal mucho antes del accidente y sin siquiera saberlo.

El hombre comentó a los medios que el virus pudo haberle causado el desarrollo de un coágulo de sangre, lo que provocó el derrame cerebral.

Actualmente se está recuperando en un centro de rehabilitación mientras la canina se queda temporalmente con su hermano, quien también siente un afecto especial por ella. Myers seguramente extraña a su linda y heróica mascota todos los días.

“No puedo esperar para verla y darle un abrazo y un beso y probablemente lloraré muchísimo junto a ella, pero de puro agradecimiento”, dijo. Según el refugio, Myers y Sadie realizan “FaceTime todas las noches sin falta”.

El dueño tiene un mensaje muy importante para cualquiera que esté pensando en adoptar una mascota de refugio: “Hay muchos otros perros allí, esperando ser el héroe de alguien”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *